Buenos Aires
REPUBLICA ARGENTINA

BIO PROPUESTAS
Ángeles
Armonizaciones
Armaterapia
Astrología
Bioenergética
Cambios Climáticos
Chakras y Auras
Chamanismo
Colores
Cuencos Tibetanos
Cuentos y Humor
Drogas
Editoriales
Energía
Lenguaje Corporal
Grafoligía
Higiene
Cabalá
Masajes
Meditación
Nutrición y Vida Sana
Piedras y Gemas
Profecías / Enigmas
Psicología
Reflexología
Registros Akashicos
Regresiones a Vidas Pasadas
Reiki
Sexualidad
Varios
Vida en Armonía

Artículos Varios

Publicado Boletín nº 15

El Libre Albedrío ¿Recurso Ilimitado?

Pareciera que muchos suponen que el libre albedrío prácticamente no tiene límites; es decir, consideran su libre albedrío como un recurso ilimitado.
Pero ¿realmente lo es?
No, no lo es.
Para ilustrar esto, supongamos que alguien, en pleno uso de su libre albedrío, decide subirse a la cima del edificio Empire State de Nueva York y una vez ahí, arrojarse al vacío.
Ciertamente, en ese momento, como el libre albedrío de esa persona cuenta con ambos elementos, el decidir y el hacer, el personaje de nuestra fábula no sólo lo decide arrojarse al vacío sino que lo hace.
Y supongamos que una vez hecho eso, al ir cayendo y pasando del piso 140 al 139, 138, etc., decide de pronto cambiar de opinión y también en uso de su libre albedrío, decide que siempre no quiere terminar en el piso.
¿Podrá su libre albedrío, así como tuvo el poder de arrojar a esa persona al vacío, tener el poder suficiente para revertirlo?
No. Porque aunque tenga de todas maneras la facultad de decidir -decide no acabar estrellándose en el piso-, esto no es suficiente porque falta la facultad de hacer: El libre albedrío ya no es tal.
Recordemos: Facultad de hacer, facultad de decidir constituyen, juntas, el libre albedrío.
Cuando falta la presencia de una de ambas facultades, sea la facultad de decidir o la facultad de hacer, cuando hay ausencia de alguna de ellas, puede decirse que el libre albedrío está inhabilitado, no funciona como tal.

El Libre Albedrío: Decidir y Hacer
El libre albedrío consiste fundamentalmente de dos cosas, no solo de una, como muchas veces se malinterpreta.
Y esas dos cosas son: la facultad de decidir y la facultad de hacer, las que muchas veces se parecen pero no son lo mismo.
Si analizamos cuidadosamente esta sencilla distinción, veremos cómo todo se ilumina. Muchas veces el ser humano llama libre albedrío a algo que decide y que, sin embargo, no puede hacer; ¿donde estaría entonces la libertad o el libre albedrío? Si decidimos algo que nos es imposible, ¿como podemos entonces ejercer nuestro libre albedrío?
Igual sucede con los dones, y es por eso que muchas veces nosotros no podemos manifestar los dones que llevamos.
Porque no basta con tener el don, debemos tener también el poder para ejercerlo. Y ¿de dónde brota ese poder? De la facultad de hacer y decidir, es decir, de nuestro libre albedrío, de nuestra libertad, del ejercicio de nuestra voluntad.
Así veremos por ejemplo, que en el caso de un suicida, ya no tiene éste la este facultad más que de hacer, porque ya no puede decidir debido a la turbación y confusión provocada por un intenso sufrimiento.
En otras ocasiones, en el caso de los vicios, ya no se tiene la facultad de hacer, solo la de decidir. Es decir, aún dándose cuenta una persona de lo dañino que es un vicio y aún tomando la firme decisión de superarlo, le resulta imposible ejecutar su decisión.
Es solo cuando estamos en presencia de ambas cosas, de ambos elementos, cuando verdaderamente estamos ante un pleno libre albedrío.

Fuente: El tercer testamento

Solicite este articulo
(Indicar nombre del artículo)

Propuestas Bio Armonia...... Volver Arriba

ATENCIÓN

Los datos que aquí se brindan, son originados en la investigación del tema, a través de diversas fuentes de consulta, y se ofrece sólo con el propósito de suministrar información, EN NINGÚN MOMENTO SUSTITUYE LA CONSULTA PROFESIONAL. Usted debe buscar inmediatamente atención médica profesional si tiene alguna inquietud acerca de su salud.
Las opiniones vertidas en las diferentes secciones son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente son compartidas por los responsables de la página.

 

Bio Armonia © ---- E-mail: informes@bioarmonia.com.ar - Buenos Aires - Rep. Argentina