Publicado Boletín nº 7

Chamanismo: su música, danza e instrumentos.

En lo primeros tiempos de la historia del chamanismo, mas precisamente en la zona septentrional de Asia, se funden el rol tradicional de sanador y el de sacerdote, estableciendo un puente entre la comunidad y el mundo de los espíritus, con propósitos sanadores, conseguir buenaventuras y asegurar la fertilidad. Con la ayuda de los ritmos de tambores y danzas, siempre ha utilizado como base los estados alterados de la conciencia para poder entrar al mundo de los espíritus. Dentro de las teorías más clásicas, el hombre se desplazó del continente asiático hasta América, por medio del “puente de Bering”, antes de que el nivel del mar se elevara gracias a que los glaciares se derritieran. Hecho ocurrido más o menos entre los 40.000 y 20.000 años A.C.

Estos grupos se conectaban mas con la naturaleza, le daban importancia a las experiencias religiosas y a la actividad onírica. Se expresaban a través de las pinturas o bien del dibujo como ser líneas, formas, figuras. Su oído estaba agudizado, unido a todo lo que lo rodeada, plantas, animales, piedras, ríos., sabiendo a la perfección la interpretación e imitación de los mismos.

Las vibraciones del sonido son trasmitidos por todos los chakras del cuerpo, todos activan y equilibran, cada uno tiene un sonido especifico. Los mantras también son utilizados para este fin. Es una palabra sagrada que actúa para establecer nuevamente el equilibrio perdido. Así como el chaman en las comunidades primitivas podían mediante el lenguaje conectarse con los espíritus para diferentes sanciones. Algunos grupos para poder contactarse con el alma, imitan su sonido con un canto o silbido y así recuperar la salud. La vibración de estos sonidos o mantras también limpian y revitalizan, a su vez ayudados por danzas, cantos, piedras, hierbas, oraciones, y ritmos. Los rituales o ceremonias eran realizados según la salida o entrada del sol.

Los instrumentos son en su mayoría de percusión, tambores, maracas, sonajeros, son todos relacionados con el cosmos. Fabricados de huesos de animales, pieles o cueros, usando semillas, hojas y frutos. Son de suma importancia para poder transmitir y comunicarse con los espíritus. Las danzas imitan a los movimientos de animales o de la naturaleza como ser el viento, la lluvia, un árbol. Siempre en círculos y alrededor del fuego.

Para las culturas aborígenes toda esta suma de sonidos, canto, danza son indispensables para poder conectarse con el mundo de los espíritus.

El chamán que posee una maraca y tiene que saber ejecutarla y de esa manera puede viajar, las flautas o los silbatos sonoros están relacionados al nacimiento y a los viajes al mundo de la tierra.

Tanto el sonido como la palabra chamanica cumplen un papel primordial, ya que no solo se conecta con la naturaleza sino también con los cuatro puntos cardinales, con el espacio corporal y el espacio en donde se despliega. En el mundo chamanico no se puede tomar semillas, frutos, hojas o ramas o extraer elementos de la naturaleza sino se pide permiso mediante cantos, sonidos o danzas adecuadas. Es lo mismo que estar dañando nuestro propio cuerpo.

Dentro de los instrumentos hechos de piedra están las pipas en que se fumaba diferentes sustancias. Los pies también eran importantes al hacer ruido en el suelo emitiendo sonidos. Sobre todo para el enemigo.

 

Bioarmonizadores

Capital Federal

Silvia Myriam Osorio

Solicite este Artículo
(Indicar nombre del artículo)

 

Ir a Artículos de Chamanismo.....................................Ir a Artículos Públicados

Ir Arriba...............................................Ir a Página Principal..,.